Uso de la línea en diseño de interiores

linea-curva

En todo lo que hace a las artes gráficas, es conocida la importancia que tiene la línea. Curiosamente en lo que hace a arquitectura y diseño interior no se lo toma de la misma forma.

Si ser éstas cuestiones meramente gráficas, sino que son para llevar a una realidad tridimensional, el elemento línea también se encuentra presenta, y con mucha potencia dentro del diseño de arquitectura o de decoración de interiores, por lo que es un punto fundamental a considerar.

La línea y la forma en diseño interior

La imagen de un determinado espacio va a estar plenamente relacionado con el uso de la línea. El estilo de diseño y el uso de la línea van a determinar la estética definitiva.

Cuando se habla de la línea dentro del diseño de interiores, se debe pensar en la arquitectura propiamente dicha, los muebles que intervienen en el espacio, los elementos decorativos que en él participan, y todo lo que se encuentre incluido.

Las características del espacio interior va a ser muy distinto si lo que predomina la línea recta, o son líneas curvas u orgánicas.

Si encontramos paralelismo en las líneas seguramente podremos hablar de un espacio en armonía, la que se rompe cuando se ven “desordenadas”. Con la utilización de la línea en diseño interior se puede crear movimiento, también es una forma de modificar los estados de ánimo, de igual modo que puede hacerlo el color.

Los resultados de la línea en diseño

linea-vertical

Según la distinta forma en la que se use la línea podemos alcanzar distintos resultados.

Para dar un ejemplo, podemos hablar de la línea vertical. Cuando en un espacio hay un predominio de la línea vertical, esto le da al espacio una sensación de mayor altura, un aire de crecimiento y grandeza que le otorga fuerza al diseño interior. Esto puede ser ejemplificado claramente con aquellas catedrales góticas, que parecían elevarse hasta el infinito, donde la persona se siente muy pequeña ante la grandeza de Dios.

Cuando pensamos en la línea horizontal, el formalismo desaparece. Cuando predominan las líneas horizontales, se crea un aire de espacio en reposo, calmado. Es interesante, cuando los niños de la casa son un poco revoltosos, hacer la decoración de su dormitorio con líneas horizontales, para tratar de neutralizar ese exceso de energía que tienen.

Con la línea horizontal se consigue que el espacio se vea más ancho y de menor altura.

Actualmente en el diseño de muebles predomina el uso de la línea horizontal, como pueden verse en muebles para televisor, o los sofás modernos, con claro predominio de la línea horizontal. Un armario se caracteriza por la línea recta, pero aún en estos elementos, típicamente rectos, en algunos estilos se sobredecoraban de tal manera, que parecían utilizar líneas curvas.

Diseño interior con líneas diagonales

La línea diagonal aporta un poco de caos al ambiente. Hoy se diseñan muchos tipos de estanterías, generalmente librerías, utilizando mucho la línea diagonal. Esto crea una excitación, con un aire de desorden.

Cuando se emplea en diseño la línea curva, se encuentra un aire orgánico. Normalmente en la naturaleza se encuentra la línea curva con asiduidad, por lo que se parece a un ambiente más natural. La curva da una sensación clara de libertad, además de resultar suave.